Es hora de practicar el servicio y de ganar una humanidad entera de amigos

Alejandro RiosServicio desde el serLeave a Comment

Alejandro Rios Naranjo, Analista Comercial

Surge una pregunta, ¿cómo se están manejando actualmente las ventas? En un mundo digital, donde buscas lo que necesitas por internet y te arroja muchos proveedores que ofrecen lo mismo, a precios similares. Entonces nos cuestionamos… ¿Cuál va a ser el factor determinante para que el cliente tome una decisión, y qué debemos hacer nosotros para que se decida por nuestros productos y/o servicios? La respuesta a esto es que tenemos que seguir viendo el cliente como un ser emocional, donde importa su forma y manera de comprar para suplir sus necesidades.

Aunque la tecnología avance y hablemos de análisis de datos, email marketing, WhatsApp, redes sociales y demás canales que nos acerquen a un posible cliente, no podemos manejar una venta fría donde solo importe la relación cliente VS producto, por que somos seres humanos personas comprando a personas. El cliente necesita cosas básicas como que se le escuche, que se hagan productos de acuerdo a su presupuesto, que encuentre soluciones a lo que busca y sobre todo que vea al vendedor como un amigo que le asesore y le aconseje para hacer una buena compra que satisfaga su necesidad inmediata.

Conseguir vendedores es muy fácil y tener amigos es muy difícil solo un ser con la virtud del servicio es capaz de entregar su conocimiento sobre determinado producto de manera transparente y desinteresada ¿podemos llegar a eso? Mi respuesta es “TENEMOS que llegar a eso”. Solo un acto de amor podrá en estos tiempos hacer posible la verdadera venta que a su vez se multiplicará mediante una buena referencia de un amigo satisfecho.

La satisfacción da un grado de felicidad que produce enamoramiento y el enamoramiento es algo que si no se cultiva se esfuma, razón por la que las relaciones comerciales deben de ser duraderas y si es posible eternas. Atrás quedo el viejo vendedor para convertirse en un servidor que pone todo su interés en satisfacer la necesidad del otro dejando atrás sus intereses personales. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *