La importancia del salario emocional en las organizaciones