Juliana Correa Estrada
Sep 8, 2021
¿Qué tipo de liderazgo te gustaría asumir para impactar de manera positiva a tu equipo de trabajo?

El Liderazgo es definido como “Una cualidad que ostenta una persona al mando de una compañía y que le permite influir en el comportamiento, así como en la toma de decisiones de los demás”.(https://economipedia.com/definiciones/liderazgo-empresarial.html)

 

Anteriormente las organizaciones tenían una estructura en la que quienes constituían empresa se encargaban de asumir todos los roles y mostrarse ante sus empleados como los jefes a seguir, impartiendo la norma, buscando objetivos y resultados con parámetros claros desde los contratos de trabajo, pero el tema de relacionamiento no era tan abierto y constante con los empleados por el sinnúmero de responsabilidades asumidas.

Al pasar de los días, las empresas han evolucionado y se han visto en la necesidad de estructurar un organigrama en el que se deleguen las responsabilidades del liderazgo, en personas que deban tomar decisiones y quienes a través de la experiencia puedan impactar de manera positiva en la estrategia organizacional.

En este punto es donde empezamos a identificar diversidad de líderes, donde vale la pena enfatizar en las características que los definen, como muestra de lo positivo o negativo que influyen estos en el desempeño de sus colaboradores:

  • Líder Coercitivo: Exige cumplir las tareas de forma inmediata
  • Líder Visionario u Orientativo: Motiva a los empleados a través de su visión
  • Líder Afiliativo: Constituye lazos emocionales con sus empleados
  • Líder Democrático: Crea acuerdos mediante afiliación
  • Líder Ejemplar: Espera la excelencia en la autonomía del desempeño
  • Líder Coach o Capacitador: Busca el desarrollo de su equipo

Como podemos observar, los tipos de líderes que podemos encontrar en las organizaciones tienen desde su estructura de personalidad una alta posibilidad de persuadir en el crecimiento de los empleados o por el contrario en la desmotivación de estos para continuar persiguiendo sus sueños personales y profesionales dentro de determinada empresa, no existe un tipo de líder único ni un estilo que sirva para todos los casos. Lo habitual es encontrar momentos para cada uno de ellos, y saber aplicarlos con criterio. Si bien el estilo depende mucho de las características individuales del líder, cabe resaltar que es una competencia que puede ser entrenada y desarrollada.

Anteriormente los empleados eran más sometidos a las decisiones y estilo de liderazgo con los que se enfrentaban, hoy las generaciones han impartido otras necesidades en las que se ven enfrentados los empresarios a identificar vacíos y fortalecerlos, con el ánimo de tener empleados felices y enfocados a los resultados.

Como dicen popularmente “Los empleados no renuncian a las empresas sino a las organizaciones”, este popular comentario que suele escucharse en cualquier entorno resulta siendo tan real en la mayoría de los casos. 

Cuando indagas a los empleados de por qué renunciaron, pocas veces hablan con sinceridad y suelen manifestar motivos que sean ajenos al tema del relacionamiento con el líder, sin embargo, en un entorno social o familiar es donde sale a la luz el tema.

Líderes poco empáticos, que sienten que a través del poder pueden opacar las capacidades de los otros, que con sus exigencias pueden atropellar la calidad de vida de sus colaboradores, que en lugar de escuchar y apoyar solo se enfatizan en cuestionar cada paso y movimiento negativo de sus integrantes, son los que día a día generan mayor desmotivación y desacierto en los resultados de su equipo.

Es clave tener presente que el éxito de un líder radica en la ejecución satisfcatoria de las tareas de su equipo de trabajo, cuando esto falla, el impacto para este es tan negativo que alimenta mas la sensación de inconformidad con los otros y se convierte esto en una bola de nieve donde ninguna de las dos partes se encuentra satisfecha.

Teniendo en cuenta lo anterior existe la posibilidad de transformar esta visión y convertirte en un líder que inspire, en aquel con el que deseen trabajar los colaboradores, un líder que por su capacidad de acompañamiento transmita a los demás seguridad, que siempre sea visto como un par, obviamente teniendo en cuenta los límites y las exigencias que se requieren para lograra un nivel de respeto necesario en el ejercicio de la labor, si esto se logra, tendremos empleados felices.

Las siguientes premisas permitirán hacer una lectura de lo positivo que se puede lograr si se genera un vínculo con un estilo de liderazgo adecuado:

  • No todos los empleados son iguales, debes permitirte conocer sus preferencias, gustos, disgustos e identificar los momentos correctos para intervenir con cada uno.
  • La exigencia hace parte de la proyección a resultados excelentes, sin embargo, no puedes pretender que todas las personas sean como tú, no se trata de cuestionar cada detalle, se trata de acompañar y hacer devoluciones a los otros en lo que sientan en vez de una crítica, un respaldo.
  • No todo es color de rosas, hay que permitirse ser empático con las emociones y situaciones personales de tus colaboradores, sin ser permisivos, mostrarte dispuesto siempre ante cualquier eventualidad, antes de ser empleados, somo personas, si se toca el lado sensible, se permite mayor armonía y de seguro siempre estará el compromiso por parte de los tuyos.

 

Finalmente, si quieres lograr cohesión en tu equipo y que esta relación sea satisfactoria de manera recíproca, debes cuestionarte lo siguiente y mantenerte en una posición firme y constante a pesar de las circunstancias a las que tu puedas verte enfrentado, ¿Qué tipo de líder quieres ser?, ¿Qué te gustaría proyectar a los demás?, ¿Cómo quisieras que los otros te vieran?, Qué tipo de comentarios positivos te harían cada vez mejor en tu rol de líder?, al ser empático con los otros, ¿Cómo te gustaría que fueran tus líderes contigo?, ¿Qué negativo de tus líderes has identificado y que no harías con los tuyos?.

Estas y mas preguntas podrían llevarte a hacer consciencia del tipo de líder que hay en ti, que debes desarrollar y fortalecer, y de qué forma consideras deben ser tus relaciones con los otros, así mismo podrás identificar esos puntos a favor que hoy te caracterizan y decidir potencializar para ser cada día mejor y lograr grandes resultados.

Qué harás con tu equipo para ser el mejor líder?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar actualizado con información de valor para el desarrollo organizacional y profesional?

    Si estás buscando trabajo da click - AQUI -

    [anr_nocaptcha g-recaptcha-response]

    Servicios