¿Voy a trabajar en otra ciudad? ¿Cómo puedo adaptarme?

Valeria León RodríguezCrecimiento personal, Crecimiento profesionalLeave a Comment

Por: Valeria León Rodríguez

Este articulo nace del proceso de adaptación que he tenido durante el último mes no solo a un nuevo trabajo sino también a una nueva ciudad.

Cuando llegamos a un nuevo trabajo muchos sentimientos nos invaden, ya que nos encontramos con un mundo totalmente diferente al que conocíamos y estos sentimientos pueden ser aún más intensos si este nuevo trabajo es una nueva ciudad. La ansiedad y el miedo por lo que no conocemos nos puede invadir, el hacer actividades cotidianas como el llegar a nuestro lugar de trabajo o hacer compras se convierte en un reto, debes aprender a usar el transporte público, leer direcciones, las normas sociales y su vocabulario porque, aunque hablemos un mismo idioma los gentilicios que se utiliza pueden ser completamente nuevos.

Te encuentras que para poder tener éxito en esta nueva vida que tienes y sobre todo en tu trabajo debes tener un proceso de cambios y ajustes continuos, lo que llamamos adaptación al cambio; hay que tener en cuenta que este proceso no es igual para todos, algunos podrán tener resistencia a esto por su personalidad o por sus creencias sociales, por lo cual les tomará más tiempo que a otros lograrlo.

Te puede interesar La mejora continua en la vida personal

Para hacer esta adaptación debemos abrirnos a conocer nuestro entorno, nuestro equipo, la cultura de la empresa y las normas internas que se tengan, aprovechar los recursos de inducción y capacitación que nos ofrezcan, identificar nuestras fortalezas para desempeñar el cargo para el que fuimos contratados y revisar que aportes podemos dar, así mismo reconocer las cosas que nos estén generando dificultad para generar herramientas que nos ayuden a solucionar dichas dificultades.

Teniendo claro cual es la misión de nuestro cargo y las herramientas que tenemos para ejecutarlo debemos organizarlo de la manera más efectiva para nosotros, aunque somos nosotros los que nos estamos adaptando a un nuevo trabajo no podemos dejar a un lado nuestras estrategias y recursos propios que nos han generado éxito anteriormente, es decir, buscar un equilibrio entre lo que conocíamos y lo que estamos conociendo.

Recomendaciones para facilitar el proceso de adaptación
  • Realizar un cuidadoso proceso de selección: si bien cuando estamos en la búsqueda de un nuevo empleo estamos abierto a las ofertas que nos llega, es nuestra responsabilidad informarse e investigar sobre la empresa a la que podríamos entrar a trabajar, esperando que está cumpla con nuestras expectativas.
  • Aprovechar y buscar inducción y capacitaciones que veamos necesarios para garantizar nuestro buen desempeño.
  • Tener una comunicación asertiva, clara y transparente con su jefe inmediato y su equipo de trabajo.
  • Identificar compañeros de su equipo de trabajo que lo acompañen en su proceso de adaptación.
Recomendaciones para las empresas
  • Proceso de selección del personal: se debe hacer un proceso, no solo teniendo en cuenta el perfil del cargo y manual de funciones, sino también las competencias, sin dejar de lado, las necesidades, expectativas, características y metas del trabajador, además de las características de la organización, de quién va a ser el jefe inmediato y el equipo que va a tener.
  • Inducción: esta debe ser completa, incluyendo información de la organización como su historia, misión, visión, políticas, valores, reglamento interno, etc. Debe haber un entrenamiento en el cargo mostrando y entregado manuales de funciones, formatos y manuales de procedimientos. Y además se debe presentar a su jefe, su equipo de trabajo y a las personas de otros equipos con las que va a tener contacto frecuentemente.
  • Generar ambientes de sana convivencia y respeto donde su principal herramienta sea la comunicación efectiva entre los equipos, los trabajadores conozcan sus derechos y deberes y puedan seguir un conducto regular.

Te puede interesar Reconociendo mi sello personal

Para concluir recordemos que, aunque este proceso no sea fácil para todos, debemos abrirnos a conocer nuestro entorno e identificar nuestras fortalezas que nos ayudarán a lograr esta adaptación con el fin de garantizar un buen rendimiento y nuestra satisfacción laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *