¿Cómo se comportan los empleados que cometen fraudes?

Luisa Fernanda Rodríguez PérezSelección de talentosLeave a Comment

¿Qué es el fraude?

El fraude es conocido por muchos como un acto intencional realizado por una o más personas de la administración, personal de la empresa o terceros, que da como resultado una representación equivocada de los estados financieros, pudiendo implicar manipulación, falsificación o alteración de registros o documentos. En ocasiones no conocemos con exactitud los comportamientos que estas personas pueden presentar.

como-se-comportan-los-empleados-que-cometen-fraudes
Los principales comportamientos son

• Llega temprano, se queda fuera de hora, trabaja fines de semana y feriados sin que su puesto y carga de trabajo lo requiera.

• Exhibe un estilo de vida que no se corresponde con sus ingresos, explicando por lo general que su alto nivel de vida responde a  los ingresos de su esposa y/o herencias recibidas.

• No delega funciones y se maneja en forma autónoma.

• Se involucra en actividades de otros departamentos.

• Toma deudas por encima de su capacidad de pago.

• Pide dinero prestado en pequeñas sumas a compañeros de oficina.

• Usa vales de caja con frecuencia y/o adelantos de sueldo.

• Cubre diferencias con ajustes de cuenta contables.

• Trata de desviar el tema de consulta y/o da explicaciones excesivas y sin sentido en cualquier tema de investigación.

• Evidencia nerviosismo ante cualquier consulta.

• No se toma vacaciones, va a trabajar enfermo para que no lo descubran.

• No acepta cambios de sector y/o ascensos.

• Se disgusta cuando se le pide información.

• Recibe llamadas y/o visitas excesivas fuera de horario laboral a clientes y/o proveedores.

• Utiliza en forma excesiva el teléfono o se encuentran fuera de la oficina más tiempo de lo habitual.

• Trata de ser socialmente aceptado dentro de la Empresa

• Tiene buena relación con casa matriz y tratan de que la empresa no fije políticas que les impida su accionar.

La clave está en los controles

Es necesario diseñar controles que permitan detectar estas actividades de fraude, creando políticas escritas, prácticas y procedimientos para impedirlas y así resguardar los recursos de la organización.

Los empleados deben percibir ambiente de control en la organización y de esta forma minimizar los riesgos de un fraude.

Acerca del autor

Luisa Fernanda Rodríguez Pérez

Auditora GCT& Asociados S.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *