Blog Empresarial

Como ser más productivo y eficiente en el trabajo, para lograr un equilibrio de vida

Hablar de productividad y eficiencia laboral indiscutiblemente remite no solo a prácticas y decisiones organizacionales, sino que contempla también los hábitos y métodos de trabajo de los equipos o de las personas, quienes finalmente son las protagonistas de su rol, en el día a día. En este orden de ideas mencionaré algunos, como son:

Liderazgo personal

Así las cosas, el liderazgo personal es necesario, además de ser un gran aliado al momento de buscar la productividad, desde un componente estratégico que posibilite centrarse en lo importante y tramitar aquellos susceptible de delegar, de fraccionar en períodos de tiempo para ejecuciones parciales como una manera de alcanzar la meta propuesta.

En este sentido este artículo https://rhpositivo.net/ser-eficientes-depende-de-motivacion-o-diciplina/, tiene una directa relación con este tema donde involucra, además, la motivación como un elemento adicional para la eficiencia.

Este liderazgo otorga la claridad para priorizar en cada momento lo que debe realizarse, contemplando tiempos, magnitud, prerrequisitos y complejidad de las actividades, de tal modo que pueda disponerse del tiempo necesario para su ejecución, y culminación

Gestión del tiempo

Partiendo de la premisa que administrar el tiempo es administrar la vida, es necesario ocuparse de ello, ubicando con claridad lo que es de responsabilidad propia y lo que no lo es, dado que si no hay una gestión adecuada lo que rige el tiempo es la urgencia y la improvisación en la medida que, todo se aparece y es para ya o muchas veces para ayer.

Gestionar el tiempo entonces, posibilita tener mapeado todo el panorama propio y del equipo, pudiendo a través de una adecuada planeación asignar tiempos, responsables, seguimientos y de esta manera tener el control del trabajo, generando a la vez sensibilidad hacia la organización del trabajo, responsabilidad a los procesos adyacentes para que en aras de la organización no se alteren agendas previamente concertadas, y se generen conversaciones y negociaciones alrededor de entregables y/o productos finales.

Para esto existen diversas técnicas que pueden utilizarse hasta lograr su dominio total como es evitar la procrastinación, le técnica Pomodoro, el principio de Pareto, entre otros

Agenda integrada y real

El manejo de la agenda debe hacerse de una manera integrada, es decir, contemplando todos los asuntos laborales y personales que estén contemplados en las fechas específicas, incluir el tiempo de alimentación como lo es el almuerzo, así mismo los tiempos de dedicación a los entregables, no solo el resultado final.

En procesos de Mentoría me he encontrado con inadecuados manejos de agenda, cuyo estilo atenta justamente contra lo que se busca que es la productividad, por ejemplo, se agenda la fecha de entrega del informe, pero no se reserva espacio para su realización el cual requiere de mayor inversión de tiempo, que hay que dedicar a su sustentación o entrega.

Esto hace que, al ver agenda con espacios en blanco se agenden reuniones, comités, seguimientos y haya que disponer del tiempo extralaboral par dar cumplimiento a los acuerdos de entregables.

Esto es solo por mencionar algunos, pero de alto impacto cuando de equilibrio vida laboral- Vida familiar se trata. Como complemento, este artículo ilustra de manera clara este aspecto https://rhpositivo.net/equilibrio-laboral-y-personal-el-sueno-de-todo-empleado/

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Somos el aliado estratégico de tu empresa

contáctanos