Luis Fernando Arango
Ago 8, 2010
Comunicar, sí. Pero ¿Qué?

La comunicación se da mientras haya dos o más seres humanos reunidos. El resto es monólogo. Partiendo de aquí comprendamos que la comunicación se dará de forma espontánea o gestionada.

Lo mejor será entonces que la empresa gestione su comunicación con miras a construir valor para sí misma y para quienes la conforman. Veamos primero la comunicación interna.

comunicar-si-pero-que
A continuación relaciono las dimensiones donde la comunicación interna debe, puede y tiene que intervenir para generar valor para la empresa:

Dimensión vital
Es el principio de toda empresa o propósito. Todo emprendimiento se origina en un “Compromiso conversacional”.

Dimensión funcional
Crea la empresa y genera el acuerdo básico. Las personas entran en procura de los objetivos. La comunicación permite que todos sepan el por qué están allí, lo que tiene que hacer y qué se espera de ellos.

Se debe comunicar:

1. Para quién trabajan; qué es la organización; cómo se integra; qué lugar ocupa en la sociedad, en el mercado; etc.

2. Dónde trabajan; su lugar en la estructura; a quién reportan, vínculos y relaciones, etc.

3. Conocer las normas; horarios; procedimientos; lugares y espacios, etc.

4. Qué responsabilidades tienen; qué cargo; cuáles funciones; etc.

Dimensión estratégica
Proporciona a las personas el sentido: Por qué hago lo que hago. Esta comunicación proporciona orientación, compromiso, respeto, valoración, motivación, integración y pertenencia.

Dimensión de Valor
Busca que las personas además de conocer lo que tienen que hacer, se identifiquen con ello. Busca la comunión de propósitos. Se debe comunicar entonces: Cómo se hace y cómo nunca se hace en la empresa; la cultura, normas, valores y principios; qué se puede y qué no; qué se perdona y qué no; lo que no es negociable. Produce integración, unidad, fortaleza y atracción. Aporta a la trascendencia de las personas.

Dimensión motivacional
Busca que las personas además de saber hacer, reconocer que lo deben hacer también lo quieran hacer. Busca que la persona se sienta orgullosa de estar en la empresa, vea futuro en ella. Genera actitudes positivas interpersonales.

Dimensión evaluativa
Busca ampliar los niveles de conciencia. Abrir espacios para mirar cómo se está haciendo y cómo se puede mejorar. Este espacio de retroalimentación es simultáneo a la tarea. Una gestión exitosa de esta dimensión de la comunicación velará porque la empresa abra espacios de diálogo, defina las expectativas de los cargos, atienda a las personas, genere medidas e indicadores objetivos y accione con justicia para lograr la confianza de su personal.

Dimensión colaborativa
Posibilita la cultura innovadora en la empresa. Abre espacios de interacción donde las personas se sienten libres de opinar y aportar con sugerencias acerca de cómo mejorar la organización, sus procesos, productos, servicios, etc. Permite el crecimiento, aprendizaje y mejora.

Para terminar y conectando con el título: Comunicar, si. Pero ¿Qué? Puedo responder que la comunicación hace que la empresa exista y que las personas puedan saber hacer su tarea, conocer por qué y cómo hacerla, que quieran hacerla, que sepan cómo la hizo y que propongan cómo hacerla mejor.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar actualizado con información de valor para el desarrollo organizacional y profesional?

    Servicios

    Fortalecimiento de Liderazgo
    Servicios por ARL
    Acompañamiento en implementación del teletrabajo
    Fortalecimiento del liderazgo para equipos a distancia
    Gestión del clima organizacional
    Formación a la medida
    + Talento comercial
    Selección de talentos
    Gestión de riesgo Psicosocial
    Slider