En comunicación no basta ser, hay que parecer

Luis Fernando ArangoComunicaciónLeave a Comment

En las micro y pequeñas empresas de Colombia, que son la gran mayoría (más del 95%) se tienen determinadas las áreas responsables del funcionamiento de la empresa: Dirección, mercadeo y ventas, producción, administración y finanzas.
Los recursos de dinero (estar en el presupuesto) y de tiempo (reuniones, conversatorios, conferencias) para un área que se encargue de las comunicaciones internas nunca o casi nunca se consideran.

en-comunicacion-no-basta-ser-hay-que-parecer
La gerencia realiza sesudos planes de direccionamiento y planeación estratégica que en la mayoría de las veces se enfocan en el afuera:

Los clientes, proveedores y comunidad en general. Las dinámicas del mercado exigen realizar ajustes sobre lo planeado que obligan a cambios en las formas y procedimientos al interior de la empresa, para responder con alguna posibilidad a las metas y cuotas de participación en el sector que se opera.

La flexibilidad se torna urgente. Entendemos aquí que la flexibilidad es la capacidad de cambiar de sentido. Todo cambio ofrece una resistencia y es natural que así sea. Qué tal que nos comportáramos como una veleta dependiendo del viento más fuerte que nos llegue en determinado momento. ¿Y dónde se queda mi criterio?, ¿Mi opinión?… O es que acaso ¿yo no cuento?

Comunicar

De nada sirve el plan más maravilloso si solo habita en la mente del gerente; si solo funciona en sus momentos de fantasía, NO. El sentido de unidad solo lo puede lograr el gerente cuando convenza a todos y cada uno de los miembros de su equipo de las bondades y beneficios de abandonar un esquema y adoptar otro. Que estemos comunicados.

Comunicar es trasladar una idea o concepto de mi mente a la suya. Los tiempos modernos exigen gerentes con competencias de comunicación bien fundamentadas para que los cambios se sucedan de manera rápida, como lo exige el mercado.

Atención, interés, deseo y acción: Las etapas de la venta se aplican a la comunicación. El buen gerente será el mejor vendedor de su filosofía. Deberá educar con el ejemplo, que a la postre es el único modo de enseñar. Recuerde que usted enseña con lo que sabe pero educa con lo que es. Por eso en comunicación no basta ser, hay que parecer. Mientras más pequeña la empresa, más aplica este adagio popular.

¿Cómo comunico entonces?

Los recursos de que dispone la Dirección para comunicar internamente son:

Un concepto fuerte:
Esto es un contenido pertinente, interesante y que beneficie a todos o al menos a la mayoría. Si no hay nada importante que decir mejor no diga nada.

Una presentación contundente:
Que se trasmita de forma directa, sin enredos y completa. (Sin letra menuda). Que no deje aspectos por fuera; que sea integral.

Con una frecuencia adecuada:
Que los mensajes y medios sean coherentes con el nuevo esquema, modelo o idea y tantas veces como sea necesario.

Por último, pero quizás más importante: Que yo vea que el nuevo modelo lo practican mis superiores. Es decir, que si no son, al menos parezcan.

Finalmente la dirección lo que desea es que sus clientes perciban de su compañía toda una experiencia de calidad; lo que el cliente quiere es que la promesa de la empresa sea cierta y el empleado lo que quiere es saber cómo hace realidad la promesa al cliente. El plan de comunicación estratégica deberá ser parte de las responsabilidades de la Dirección.

Acerca del autor

Luis Fernando Arango

Docente y Consultor de comunicación / gerencia@ideasgraficas.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *