Importancia de la higiene del sueño en el ámbito laboral

Tatiana CarvajalOrganizaciones positivas, Seguridad y salud en el trabajoLeave a Comment

Es de alta importancia conocer de la higiene del sueño y sus implicaciones en el ámbito laboral, teniendo en cuenta que es un factor fundamental para disminuir posibles accidentes en el trabajo y adicional a ello obtener el mayor desempeño posible.

En este artículo se describe la importancia de la higiene del sueño y principalmente se señala la implicación que ello tiene sobre la vida laboral, por lo que, para comenzar es necesario definir aquello de la higiene de sueño, señalando los componentes de dicho factor.

La higiene tiene como principal objetivo la preservación de la salud, a través de prácticas de limpieza, tanto personal como ambiental, es decir, controlando la suciedad de los espacios donde las personas se mueven como la vivienda, los lugares públicos, alimentos no desinfectados entre otros que pueden ocasionar enfermedades.

El sueño, por su parte es una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento.

En este orden de ideas la higiene de sueño se refiere a las prácticas encaminadas a conseguir un sueño de calidad que permita el adecuado descanso teniendo en cuenta que el ser humano necesita dormir y esto puede suceder de forma natural, sin embargo, no se trata solo de dormir, sino conseguir un número suficiente de horas y que el sueño sea reparador y que permita restaurar el organismo para afrontar la posterior etapa de vigilia.

Desde lo laboral, el tema de la higiene del sueño es fundamental, teniendo en cuenta dos factores necesarios, lo primero es la productividad laboral, pues de la calidad del sueño depende que el colaborador consiga los resultados necesarios de la ejecución de sus labores, además de prevenir la accidentalidad laboral, pues de no tener un sueño reparador puede correr peligro la vida.

Te puede interesar La creatividad: habilidad que se desarrolla al ejercitarla

A continuación, se señalan las implicaciones que se presentan con un inadecuado sueño, además de los tips que nos permiten conseguir un sueño de calidad.

Implicaciones:
  • Disminución de productividad: si no se presenta un tiempo adecuado de sueño con las condiciones necesarias para el descanso, las funciones cognitivas no se restauran de manera adecuada para enfrentar nuevas rutinas laborales, lo que concluye en procesos inadecuados, lentitud en la realización de funciones y posible incumplimiento de tiempos pactados.
  • Mayor accidentalidad laboral: al no tener un sueño reparador, el colaborador no se encuentra con su concentración al máximo y presenta disminución de habilidades lo cual puede concluir en mayores accidentes laborales, teniendo en cuenta cargos que implican manejo de maquinaria, trabajo en altura y otros que sugieren mayor riesgo.
  • Cultura organizacional negativa: una característica importante de la falta de sueño es la irritabilidad, lo cual genera mayor probabilidad de inconvenientes entre compañeros y con ello se ve afectado también el cumplimiento de objetivos grupales.
Tips para conseguir higiene del sueño:
  • Evitar bebidas energizantes, pues estas tienen como objetivo aumentar la habilidad mental y proporcionar un incremento de la resistencia física; esto señala la incapacidad para conciliar el sueño, ya que el organismo se presenta estimulado.
  • Se recomienda comer por lo menos dos horas antes de acostarse e ingerir alimentos livianos, sin perder de vista que tampoco es aceptable irse a dormir con sensación de hambre.
  • Realizar ejercicio periódicamente, priorizando el día pues si se presenta la actividad física en horas de la noche se activa el organismo.
  • Revisar la ingesta de medicamentos, pues hay algunos que pueden producir insomnio, por lo que se debe redefinir la hora de tomarlos.
  • Sostener rutinas de sueño, es decir, tener horarios para acostarse y levantarse, intentado respetar ocho horas diarias para el descanso.
  • Mantener un ambiente adecuado para el sueño, lo cual implica la temperatura de la habitación, exposición a luz y ruido, además de cama confortable.

Luego de lo descrito con antelación, se invita al lector a revisar como esta llevando sus hábitos de sueño y como ello repercute en lo laboral, con el fin de que pueda renovar sus prácticas, asegurando un descanso adecuado.

Te puede interesar Prácticas y métodos de trabajo generadores de estrés laboral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *