¿Por qué no es suficiente hacer la aplicación de la batería de riesgo psicosocial?

Lila JimenezFactores psicosocialesLeave a Comment

Las organizaciones actualmente, en su afán aparente de darle cumplimiento a la resolución 2646 de 2008, buscan medir riesgo psicosocial de forma práctica y rápida, olvidando que el proceso de medición es solo una porción de las exigencias de la Resolución.

Es probable que alguno de nosotros en algún momento de la vida nos hemos auto-medicado, buscando aliviar síntomas asociados a algo que no sabemos qué es,  con tan solo la leve sospecha e intuición personal nos lanzamos a tomar medicamentos de forma arbitraria sin tener el contexto completo del cuadro clínico que estemos presentando,  es decir, sin un diagnóstico o evaluación médica, o en el peor de los casos, nos practicamos los exámenes médicos con el agravante de no ir a consulta para una intervención puntual y eficaz.

Así mismo sucede con las organizaciones que están enfermas, ya sea en su clima laboral, políticas o condiciones de trabajo, donde la intervención se hace desde la perspectiva del aquí y el ahora aliviando síntomas sin intervenir la fuente del riesgo, muchas veces con intervenciones secundarias y terciarias sin fundamentos técnicos, ignorantes del impacto que tiene el riesgo psicosocial en la operación y los costos asociados a:

  • Ausentismo
  • Accidentes
  • Rotación
  • Desempeño
  • Motivación

El momento en el que una empresa decide diagnosticar riesgo psicosocial, es responsable de su intervención a partir de los hallazgos, especialmente en el componente intralaboral, que es donde tiene la posibilidad de tomar decisiones administrativas en pro del riesgo psicosocial.

Te puede interesar 5 razones por las cuales fallan las intervenciones de riesgo psicosocial

Tener los datos cuantitativos de niveles de riesgo y porcentaje de expuestos consolidados en un informe no es garantía de intervención, aunque la empresa mida cada año; se requiere entonces   de una constante y monitorio del riesgo al igual que una intervención puntual que consta de varios pasos:

  1. Diagnóstico objetivo: Corresponde a un análisis interno de las prácticas organizaciones que la empresa tiene, las cuales son protectoras de riesgo o por lo contrario lo potencian
  2. .
  3. Intervención: esta se basa en los resultados obtenidos del diagnóstico subjetivo, es decir, de los resultados de la encuesta aplicada a la población objeto, la intervención debe quedar consignada mostrando trazabilidad, seguimiento y gestión dentro del marco legal y metodológico de un programa de riesgo psicosocial o un sistema de vigilancia epidemiológico, según el caso.

Es entones la gestión del riesgo psicosocial una constante en las empresas, que involucra a los líderes y la alta dirección, que se observa evidenciada en la gestión organizacional desde lo cotidiano del liderazgo hasta la equilibrada aplicación de políticas organizacionales.

Te puede interesar Comprendiendo las demandas emocionales como factor de riesgo psicosocial laboral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *